Usuario: CLAVE: ¿Olvidó su clave?

Marzo 8, 2011

Los Buckeyes son los sembrados No. 1 para el torneo de la Big Ten

Ohio State terminó la temporada regular con una demoledora victoria por 65-93 ante los No.10 Wisconsin y finalizó como el No. 1 del ranking de la AP.

Por Andrew Hill

El 6 de marzo no era un domingo cualquiera para los No.1 Ohio State, ya que ese día marcaba el último juego en casa de la temporada, día en que podían hacer enloquecer a sus aficionados ganando el anillo de campeón de la Big Ten. Su único obstáculo hacia el título era los No.10 Wisconsin Badgers, a quienes quitarían de su camino con una victoria por paliza, la 14ta que ofrecen en la temporada regular 2010/11.

Al igual que en su última victoria ante los Penn State Nittany Lions, los Buckeyes fueron letales desde la línea de tres puntos y dejaron a sus rivales indefensos ante su excelente puntería, arma que usaron para ganar el partido.

La efectividad de los Buckeyes desde la línea de tres fue tal que inclusive establecieron un record en la División I de la NCAA al anotar 14 de 15 tiros de tres esa tarde en el Value City Arena. Luego de que Jon Diebler fallase su primer intento temprano en el juego, Ohio State no iba a fallar ningún tiro más detrás del arco, haciendo valer cada uno de ellos, para un total de 14 triples consecutivos.

A pesar de haber fallado el único tiro de tres puntos de su equipo, Dibler se iba a mantener fiel a su apodo: “3-bler” y sumar el 50% de los puntos de Ohio State desde la línea de tres con siete canastas. Él también logró seis puntos más en el juego para liderar a la escuadra en anotación por quinta vez en la temporada con sus 27 puntos.

“El torneo de tres días que necesitamos ganar y que nos preparará para el torneo de la NCAA."

Con esta victoria los Buckeyes se toman venganza de una de las dos derrotas sufridas esta temporada, ya que el 12 de febrero ellos perdieron de visitantes ante Wisconsin por 67-71, resultado que les costó el fin de su racha de imbatibilidad de 24 juegos. Ellos también firmaron un record para la universidad con sus 29 triunfos en la temporada regular, y ganaron el título de la Big Ten por 19na vez, no sin olvidar que además se aseguraron ser los sembrados No.1 en el torneo de la Big Ten.

Pero es aún muy temprano para descorchar las botellas de champagne en Ohio, ya que esta fue apenas su “primera misión,” dijo David Lighty en referencia al anillo de campeonato de la Big Ten. El estudiante de último año -quien al igual que Diebler y Dallas Lauderdale jugó su último juego en casa y contribuyó a la victoria por 65-93 con 13 puntos- explicó que su próximo desafío es “el torneo de tres días que necesitamos ganar y que nos preparará para el torneo de la NCAA. Este es tan solo el paso dos de nuestra misión de tres pasos.”

El torneo se llevará a cabo en el Conseco Fieldhouse de Indianápolis del 10 al 13 de marzo. Los No.1 Ohio State verán acción la tarde del viernes, cuando ellos se enfrenten al ganador del juego 1 entre los No.8 Northwestern Wildcats y los No.9 Minnesota Gophers. Quién sea que avance se enfrentará al ganador de los No.4 Illinois Fighting Illini contra los No.5 Michigan Wolverines, la tarde del sábado.

Si Ohio State gana el torneo, este representaría su tercer campeonato desde la primera edición en 1998, convirtiéndose en el equipo de la Big Ten con más trofeos de ese tipo en la historia, además de garantizarse el ser eximido de la primera ronda del Torneo 2011 de la NCAA.

Sobre el Autor
Andrew Hill es uno de los principales escritores para Instant Action Sports y actualmente escribe sobre el Mundo de la NFL. Siéntase libre de hacer uso de este artículo en su totalidad en su sitio, asegurándose de dejar todos los vínculos en su lugar y de no modificar su contenido.

© 2014 INSTANTACTIONSPORTS APUESTAS DEPORTIVAS